Suscribirse a Boletín

Traducir

Sobre Proyectotal

Mi foto
Estado de México, Mexico
La arquitectura es integral. Intervienen en ella distintas disciplinas, las cuales nos dedicamos a reunir para hacer de cada proyecto una experiencia total de diseño. Tomamos en cuenta todas las variables posibles para llegar siempre a la mejor solución.

Seguidores

domingo, 26 de agosto de 2012

Color, un arma de doble filo para espacios pequeños

Flickr/fun with Alfredo Jones
(Por: Mariana Villavicencio)
Estado de México, a 26 de agosto de 2012

En los espacios pequeños se debe tener cuidado al aplicar color, de modo que se dé estilo y personalidad y no sea contraproducente.

Al pensar en los colores a incorporar en un local de tamaño reducido vienen a la mente las teorías y recomendaciones que hemos leído y escuchado una y otra vez, como que los colores oscuros achican el espacio o que los colores muy llamativos o chillantes restan elegancia.




Entonces, ¿lo mejor es usar únicamente colores neutros y claros para sacar provecho del espacio interior? No necesariamente. Hay maneras de dar vida a los espacios, sin sacrificar propiedades de estética o de confort.
Más allá de la clásica pintura, podemos dar cambios a la paleta por medio de los materiales. En la imagen de abajo se ejemplifica lo anterior, pues se logró un espacio de gran diseño con tan sólo dos colores, el blanco, que funciona como base, y el color propio de la madera, que además de dar calidez a la habitación, delimita el área de dormir.
Otra alternativa es generar altos contrastes. En la imagen siguiente vemos dos alternativas:

La primera delinea con colores opuestos (blanco y negro) para hacer énfasis. Las formas deben ser sencillas y delgadas.
La segunda es por medio de acentos. En este punto, no importa qué tan disonante sea el color, pues la intención es que llame la atención, sin sobrecargar el recinto (sillón rojo).
Si lo que se busca es dar vida al diseño y restarle seriedad, es posible hacerlo sin caer en lo vulgar, como muchos temen. Vale la pena arriesgarse y experimentar con colores poco comunes, siempre y cuando no se pierda el equilibrio. En la siguiente foto, apreciamos un cambio de valores cromáticos dentro de la paleta de los ocres realizados sobre madera (barra y alacena chocolate y muro amarillo), factor donde reside el éxito de la combinación. Sin embargo, seguimos con el blanco como color base en muros y techos para no sacrificar amplitud.
Como hemos visto, hay muchas formas de coordinar y obtener resultados armónicos que den forma a la composición integral del proyecto.



0 comentarios: