Suscribirse a Boletín

Traducir

Sobre Proyectotal

Mi foto
Estado de México, Mexico
La arquitectura es integral. Intervienen en ella distintas disciplinas, las cuales nos dedicamos a reunir para hacer de cada proyecto una experiencia total de diseño. Tomamos en cuenta todas las variables posibles para llegar siempre a la mejor solución.

Seguidores

miércoles, 1 de agosto de 2012

Arquitectura Gourmet: Restaurante Maja


Estado de México, a 24 de julio de 2012
(Por: Mariana Villavicencio)

Ubicación: Durango 279, Col. Roma Norte
Tamaño: 160m2
Capacidad: 99 personas
Tipo: Ibérico
Tiempo funcionando: 1 mes

A pesar de ya haber asistido al lugar, en días anteriores vi fotografías que la revista Chilango tomó a éste interesante rincón en la Colonia Roma y no pude evitar notar detalles de diseño simplemente cautivantes. Por tal motivo, el día de hoy,  24 de julio de 2012, acudí personalmente para platicar con sus creadores y echar otro vistazo con nuevos ojos.
A continuación, un recorrido por la historia arquitectónica del sitio, desde su construcción hasta su reciente remodelación.



Puertas abiertas

La sede del restaurante Maja, es una casa de principios S. XX, catalogada por el INAH como patrimonial, factor determinante para el rediseño del local.
La fachada permaneció intacta, a excepción de que por motivos de seguridad, el acceso principal sufrió una ligera ampliación; pero en general con la intervención se preservan todos los elementos originales, en contraste con los contemporáneos.
Al entrar, encontramos un lobby con una decoración especial. Sobre los muros se colocaron marcos antiguos vacíos y en el techo, un majestuoso candelabro hecho manualmente con cables de uso rudo y focos Edison genuinos.
Un candelabro similar se encuentra en el salón contiguo, espacio que se comunica con el exterior por medio de un balcón que se abre a la calle desde donde se puede observar la rústica barra de madera y mármol.
Los florones del techo, las molduras y cornisas decorativas de los muros son también elementos originales de la construcción; para poder preservarlos fue necesario rehacer las piezas faltantes y dar mantenimiento a otras incompletas o deterioradas por el tiempo.

El techo abovedado del salón adyacente, hecho de tabique rojo y perfiles de acero en color negro, se encontraba anteriormente oculto bajo un falso plafón que sabiamente fue retirado, acción que además de dejar visible la cubierta original permitió ganar altura.
La iluminación juega un importantísimo papel en todo el recinto y la encontramos de distintos tipos: ambiental, modulada por medio de dimmers; puntual, como la presente en las bóvedas; decorativa, usada en los cajillos; y funcional, indudablemente indispensable en la cocina y demás áreas de servicio.

Por medio de luz cálida se buscó lograr un ambiente hogareño. Por ejemplo, las lámparas colgantes del salón principal pertenecientes a la colección Beat Light Tall del diseñador británico Tom Dixon (abajo, izquierda), fueron particularmente elegidas porque otorgan  tintes cobrizos gracias a la presencia de latón como material interno.
En general, los materiales usados son principalmente hierro, concreto y madera.Actualmente los pisos son de concreto pulido pero en un inicio eran de madera. Debido a su mal estado tuvieron que ser desmantelados, pero destinados para las mesas y repisas. 
Adicionalmente a la arquitectura, la imagen corporativa es buena, pues hay concordancia entre los elementos. Los colores base (grises) se usan hasta en la lona que cubre la terraza. El diseño del logo es sencillo, pretende ser la firma del lugar y está presente en la entrada, menús y notas. 

La terraza, área de fumar (arriba, derecha), está separada del comedor por muebles de hierro y madera que no bloquean la visibilidad del lugar.
Los muros nuevos, que también son de concreto aparente, conservan la textura de la cimbra para guardar un aspecto de madera e integrarse con el resto.La cocina es totalmente de acero inoxidable y su organización responde al funcionamiento de la misma.

Resumen a voz del Dr. Juan Rebolledo, Socio 
Filosofía: Para nuestra chef (arriba), Paulina Morel (Luis Irizar, San Sebastián), la comida debe ser simple, es decir, con materias primas de calidad que no necesiten ser disfrazadas con aditivos que maten el sabor. Lo mismo pasó con el diseño interior. Nos gusta que los materiales muestren su propia naturaleza, sin necesidad de privarlos de su esencia con recubrimientos o elementos muy rebuscados.
Estilo/inspiración: Neoyorquino muy a la mexicana. Quisimos retomar los lugares pequeños y hogareños que rescatan la esencia de la comida. Nada demasiado formal u ostentoso.
Elemento favorito: La ventana enmarcada que comunica la cocina con el comedor. Lo llamamos “cuadro vivo” porque además de ser una conexión visual, muestra la cocina como un arte.
Mayor reto: El drenaje. Cuando comenzamos los trabajos de remodelación el sótano estaba totalmente inundado dada la saturación de la red de servicios en la zona.
Muebles y accesorios: Muchos son artesanales, como el marco de los espejos del comedor. La cava de hierro fue hecha in-situ. Las sillas las compramos en una tienda de diseño. Los accesorios decorativos fueron adquiridos en bazares y mercados de antigüedades. Los baños, por ejemplo, poseen una serie de elementos que le dan un aspecto vintage, como las perillas de porcelana de las puertas, las antiguas llaves de jardín en los lavabos y los porta-rollos estilo clásico. Arte: El cuadro en el comedor (fotografía sobre acrílico) es de Belinda Garen.
Arquitecto: Rodrigo García Lastra (egresado de la universidad Anáhuac), socio fundador.
Target: Adultos jóvenes, alrededor de 30 años, pero se tuvo éxito entre gente mayor (40s a 60s). Definitivamente no es para niños.
Menú Maja ideal:
Picada: croquetas con jamón ibérico
Entrada: sopa de pescado
Plato principal: pulpo a la feira ó rabo de buey guisado al vino tinto
Postre: torrijas caramelizadas
Bebida: vino

Sin duda, Maja es una excelente opción para los gourmands amantes del diseño. La cantidad de detalles en éste lugar es innumerable. Todo pareciera tener detrás una historia por ser contada, desde los materiales, los platillos, hasta los manteles.

Fotos: Sandra Blow y Mariana Villavicencio
Para obrasweb.mx

0 comentarios: