Suscribirse a Boletín

Traducir

Sobre Proyectotal

Mi foto
Estado de México, Mexico
La arquitectura es integral. Intervienen en ella distintas disciplinas, las cuales nos dedicamos a reunir para hacer de cada proyecto una experiencia total de diseño. Tomamos en cuenta todas las variables posibles para llegar siempre a la mejor solución.

Seguidores

jueves, 19 de julio de 2012

Melting Pot, Satélite

Estado de México, a 18 de Julio de 2012

(Por: Mariana Villavicencio)



La semana pasada tuve el gusto de conocer el restaurante de fondues The Melting Pot, ubicado en Circuito Médicos 9, Ciudad Satélite.

La volumetría exterior es simple pero notable. Un par de cubos contrapuestos en color oscuro. Sobresale el logo del restaurante en color morado.

Los interiores son algo especial. De entrada, son llamativos.

Se aprecia en el lobby un cuadro blanco hecho de piezas cerámicas en sobre relieve sobre el muro principal, y frente a éste un bonito sillón estilo vintage en color morado.


Una vez accesando a la zona de mesas, encontramos un candelabro colgante como remate visual que enfatiza la escalera de caracol junto a los baños.
En general, predominan los colores gris oscuro y morado uva, lo que hace que todo el recinto se vuelva muy oscuro y dependa totalmente de la iluminación artificial, la cual es prácticamente cenital.
El diseño de techos y plafones en color negro con cajillos para luminarias de luz cálida le dan un toque sofisticado. Desafortunadamente la eficiencia energética es nula y hace difícil tener una referencia temporal.
Claramente el propósito fue crear un ambiente íntimo y romántico. Muy bien logrado.
Sin embargo, su oferta familiar se contrapone con el concepto general, pues no resulta muy acogedor tener alrededor niños jugando, sin mencionar los rayones a plumón sobre los taburetes de vinipiel. Debería haber coherencia entre la intención del diseño y el público objetivo, que analizando todos los elementos, incluso la oferta gastronómica, puedo decir que el target indicado son parejas y adultos jóvenes.
El espacio de los sanitarios está bien aprovechado. Encontramos la presencia de detalles hechos con mosaicos pequeños en el lavabo y muro del espejo, lo cual les da un toque especial.
Por otro lado, la atención del personal es justo como la ambientación: muy cuidada, amable y de cierta manera, seria. Lo mismo pasa con la comida, te obliga a interactuar y compartir con tu acompañante. La presentación es meticulosa, teniendo en cuenta la composición de los alimentos ofrecidos acompañados de un buen maridaje. La oferta de la carta de vinos es vasta.
The Melting Pot es el lugar ideal para festejar con amigos o pareja alguna ocasión especial, especialmente es una buena opción para cenar.

Fotos vía: queremoscomer.com

0 comentarios: