Suscribirse a Boletín

Traducir

Sobre Proyectotal

Mi foto
Estado de México, Mexico
La arquitectura es integral. Intervienen en ella distintas disciplinas, las cuales nos dedicamos a reunir para hacer de cada proyecto una experiencia total de diseño. Tomamos en cuenta todas las variables posibles para llegar siempre a la mejor solución.

Seguidores

viernes, 7 de diciembre de 2012

Los arquitectos combaten 'el bullying' con diseño


Por: Mariana Villavicencio Fernández

El problema del acoso escolar es tan grave, que de acuerdo con el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), 8.8% de estudiantes ejercen acoso escolar (bullying) a nivel de primarias y 5.6% en secundarias. Para combatirlo, muchas escuelas e instancias gubernamentales optaron por distintas alternativas, pero ninguna de ellas considera a las instalaciones de los colegios.

Como he descrito en el artículo arquiterapia, el diseño arquitectónico realmente tiene un fuerte impacto sobre el cerebro humano. Los edificios, por lo tanto, tienen efectos sobre el estado de ánimo y el comportamiento.

Las aulas escolares no son la excepción. Al contrario, son los sitios donde los más jóvenes pasan gran parte de su día y donde se desenvuelven. Y es el diseño el que dicta patrones sobre cómo lo hacen.

Rara vez se proyecta una escuela pensando en que en ella se genere un ambiente estimulante donde los niños y adolescentes se sientan a gusto, optimicen su rendimiento, creatividad y motivación, y peor aún, difícilmente se ve en el diseño una intención comunitaria. Esta carencia provoca un aislamiento social, el cual se presta a que los individuos excluidos queden vulnerables a ser víctimas de abusos y acosos.

Un espacio dinámico, con libertad de acción para el sujeto se presta al juego y a la interacción. Y eso es lo que hace una atmósfera inclusiva.

Diseño Vs bulling

Éste es el caso de la Kingsdale School, escuela británica que solía ser de nivel regular-bajo, con conflictos de todo tipo: bajo rendimiento, ambiente hostil, bullying, maltrato a instalaciones, etcétera.

Pero la historia dio un giro, cuando Steve Morrison tomó la dirección de la escuela y la remodeló por completo.

El rediseño estuvo a cargo de la firma dRMM, dirigida por el arquitecto Alex De Rijke, quien elaboró un esquema totalmente distinto a lo que se conoce dentro de un programa institucional.

La idea general partió de dar un nuevo sentido de vida académica:


Se instaló una gran cubierta, bajo la cual se encuentra el patio interior, el cual funciona como centro de reunión, comedor, área de circulación y de convivencia.


Se amplió el programa arquitectónico, para crear áreas para actividades extraacadémicas: un salón de música, un auditorio y un gimnasio.


Se disminuyó la rigidez, con la incorporación de geometrías complejas y un amplio colorido con la intención de dar vida y dinamismo a los espacios.

Las mejoras realizadas al Colegio Kingsdale tuvieron un impacto sumamente positivo:

- Académicamente, los alumnos mejoraron sus calificaciones. Según neurólogos, se debe a que un edificio interesante incrementa la actividad cerebral de sus usuarios, por lo que la producción intelectual es mayor.

- Socialmente, los problemas de bullying disminuyeron paulatinamente hasta llegar a cero. Gracias al ambiente estimulante los jóvenes se sintieron cómodos física y psicológicamente.

- Arquitectónicamente, las instalaciones se encuentran hoy en día impecables, justo como cuando se terminó la remodelación, en mayo de 2004. Esto, debido al sentido de orgullo y pertenencia que el edificio provocó en los alumnos.


Publicado por Revista Obras el Viernes, 16 de noviembre de 2012 a las 10:00

0 comentarios: