Suscribirse a Boletín

Traducir

Sobre Proyectotal

Mi foto
Estado de México, Mexico
La arquitectura es integral. Intervienen en ella distintas disciplinas, las cuales nos dedicamos a reunir para hacer de cada proyecto una experiencia total de diseño. Tomamos en cuenta todas las variables posibles para llegar siempre a la mejor solución.

Seguidores

miércoles, 12 de septiembre de 2012

La arquitectura debe ser flexible

Departamento con paredes corredizas por Will Alsop

(Por Mariana Villavicencio)
Ciudad de México a 31 de mayo de 2012

Al proyectar la Casa Evolutiva, en 1978, el arquitecto Renzo Piano se adelantó a lo que el futuro podría depararle a este inmueble y lo concibió para que el usuario pudiera realizar sencillas, pero puntuales modificaciones, como la colocación de un entrepiso con tan sólo ensamblar piezas nuevas en la estructura o aumentar la superficie, al correr los muros hacia el jardín.







Justamente uno de los conceptos más atractivos en la arquitectura contemporánea es el de la versatilidad o flexibilidad de los espacios, una tendencia en la construcción que surge de la necesidad de cambio o readaptación de un espacio y donde la arquitectura debería proponerse ir más allá y plantear esta condición desde la concepción del proyecto. Así, fácilmente llevaríamos a cabo una transformación de uso, planteada de origen por el diseñador.

Pensemos en una construcción destinada a vivienda que será alquilada para una cafetería. Si contase con un sistema de entrepisos, que deje accesibles las instalaciones y estructuras modulares prefabricadas, fáciles de montar y desmontar, es posible cambiar la distribución sin necesidad de romper algún elemento.

Un diseño flexible nos permitirá realizar las modificaciones necesarias con el menor esfuerzo posible y con el menor gasto de recursos. Tal es el caso del proyecto Viviendas en Fukuoka, 1992, donde Steven Holl da la posibilidad de reconfigurar por completo la plata de los departamentos, con la simple manipulación de paneles, puertas, armarios pivotantes y plafones.

La modificación de los módulos permite a los usuarios hacer cada espacio único y acorde a sus necesidades y personalidad, e incluso adaptarlos a las modificaciones que sufren a través del tiempo debido al cambio en la configuración familiar.

Es decir, una familia de cuatro personas podría necesitar tres recámaras independientes en un inicio, al mudarse los hijos, dichas habitaciones pueden desaparecer con tan sólo mover muros que se deslizan por rieles y ganar amplitud en las áreas comunes que siguen siendo utilizadas; o en caso contrario, añadir dormitorios cuando es necesario, como se muestra en la siguiente imagen:

Ilustración 1 tomada del libo Pisos Piloto, Ed. Gustavo Gili, Barcelona, 1997, pp. 28.

Es claro que los proyectos de Renzo Piano y Steven Holl nos dejan a la reflexión que entre más adaptable sea un espacio, en menor medida se recurrirá a las costosas y complejas soluciones que un inmueble convencional requiere.

0 comentarios: